martes, 3 de noviembre de 2009

TORTILLA DE FRIJOL


ESTA ES LA HISTORIA DE ALAN.
SE RESUME EN ESTA CONVERSACIÓN.

EN EL DESCANSO DE SU JORNADA LABORAL DE SOL A SOL, DE LOS TRABAJOS QUE AÚN SE REALIZAN EN PAISES DEL TERCER MUNDO, SIN TANTA PROTECCION SOCIAL, NI VACACIONES, LE DECÍA ALAN A ARTURO LO SIGUENTE,

-OTRA VEZ TORTILLA DE FRIJOL, ES QUE NO ME GUSTA Y TODOS LOS DIAS DESDE HACE MAS DE 25 AÑOS, ESE ES MI ALMUERZO.... EL COMPAÑERO ARTURO, UN POCO EXTRAÑADO Y CANSADO DE LA QUEJA DIARIA REPETITIVA Y CANSINA LE DIJO,
-PERO SI NO TE GUSTA PORQUE NO LE DICES A TU MUJER QUE TE PREPARE OTRA COSA, A LO QUE ALAN LE RESPONDIÓ,
- NO, SI YO NO ESTOY CASADO,

-¿ENTONCES.. QUIEN TE PREPARA EL ALMUERZO TODOS LOS DÍAS? LE PREGUNTO, CASI GRITANDO ARTURO.
ALAN LE CONTESTO,
- PUES ME LO PREPARO YO....

5 comentarios:

Pilín dijo...

Pobre Alan, era su propio carcelero. Como Juan Palomo, "yo me lo guiso, yo me lo como". Quién más es responsable?
Aunque por sacarle más punta, que sabes que me gusta, y si el pobre Alan no tenía más que frijoles y huevos?
Bueno, aunque alguna otra cosilla seguro que tendría en alguna parte, algún condimento que le diera un sabor o un aspecto diferente a la misma tortilla. Posiblemente Alan no viera las distintas formas de aderezarla para que cada dia pareciera, y se tratara, de una tortilla distinta.
Gracias Carlos.
Un saludo.

Víctor Sáez dijo...

jajaja..es muy bueno... Y sí, es que a veces -muy a menudo- somos nosotros mismos los que nos limitamos, los que ponemos puertas a nuestra imaginación, a nuestra vida. ¡Liberémonos!

Carlos Bentabol dijo...

CUANDO LA VIDA DE UNA PERSONA HA IDO DURANTE AÑOS POR UN CAMINO Y AÚN SABIENDO QUE NO ERA EL CORRECTO Y AÚN SABIENDO QUE DEBÍA CAMBIAR, NO LO HACE Y ENCIMA SE QUEJA, TIENE DOBLE DELITO EL DE HACER LAS COSAS MÁL Y ENCIMA QUEJARSE DE ELLO.

CUANDO LO ADECUADO SERÍA HACER UN CAMBIO... AUNQUE FUESE MÍNIMO... PERO CAMBIAR, POR LO MENOS....NO SEGUIR CON LA TORTILLA DE FRIJOL....(QUE CONSTE QUE NO HAY NADA EN CONTRA DEL FRIJOL......)

Carlos Bentabol dijo...

VUELVO DE NUEVO A DARME CUENTA, QUE MIENTRAS MIS ENTRADAS, NO TOQUEN DEMASIADO EL INTERIOR DE LAS PERSONAS, MÁS ME COMENTAN, MIENTRAS MAS LLEGA A SU INTERIOR, SE HACE MAS DIFICIL, EL SACAR UN COMENTARIO,

¡NO TENGÁIS MIEDO!

HAY QUE SACAR DE DENTRO PARA SANAR, O AL MENOS

,,,SENTIRSE MEJOR,,,,

José dijo...

Buenísima la anécdota Don Carlos.

Diay, primero que nada, como que al chaval ese le hace falta no comerse una tortilla con frijoles por un año, para que vea lo que se pierde, y sí, como vos decís, comete dos errores casi imperdonables.

Pero somos así en algunas ocasiones, quien sabe si se hace la tortilla para tener por que quejarse. O la verdad es que le encanta la tortilla, y lo que quiere es que el compa le pida un poco para que vea lo buena que esta.

Vamos, que da para hablar años. Un saludo desde Costa Rica, nos vemos pronto.